La limpieza de tu moto es imprescindible para lucir al máximo los arreglos de pintura y sus acabados. Sin embargo, es necesario saber cómo hacerlo para no usar artículos o técnicas que deterioren el estado de la pintura.

Vamos a dedicar una serie de dos artículos en nuestro blog para aclarar los puntos más importantes en este sentido. En esta publicación encontrarás sugerencias sobre los productos de limpieza y la preparación previa.

Qué debes saber antes de comenzar con la limpieza

Antes de empezar a limpiar la moto, debes decidir si hacerlo con mangueras o a mano. Nuestra recomendación es hacerlo siempre a mano. Aunque es un proceso un poco más largo, los resultado serán mejores y evitarás daños sobre la pintura.

También es importante seleccionar los mejores instrumentos y productos de limpieza para tal fin. A continuación listamos los que vas a necesitar:

Consejos para limpiar tu moto sin dañar la pintura
  • Jabón específico para limpieza de motos. No sustituir en ningún caso por lavavajillas.
  • Cepillito o brocha de cerdas muy suaves para acceder a los recovecos.
  • Esponja de gran absorción. Es importante que cumpla con esta característica para realizar el lavado con mucha agua y evitar así que se produzcan arañazos debidos a la fricción.
  • Cubos para enjuagar y aclarar la esponja. A poder ser dos, para conservar siempre limpia la esponja.
  • Bayeta de microfibra para secarla.
  • Desengrasante.
  • Film plástico y goma para cubrir la boca del tubo de escape e impedir la entrada de agua.

Además, recomendamos ubicar la moto en la sombra. Así evitaremos quemarnos y que los restos de jabón se sequen demasiado deprisa, lo que podría dañar las superficies de la moto.

Ahora bien, una vez aclarados estos aspectos, ¿por dónde empezamos la limpieza? Compartiremos nuestras sugerencias en el próximo artículo de este blog.

Si deseas realizar reparación de carenado, pintura o cualquier otro de nuestros servicios, contáctanos.

Contacto