Si por algo se distinguen los dueños de motos es por cuidar con mucho mimo su preciado vehículo. Para lograrlo, un paso fundamental es elegir un taller de motos capaz de ofrecer un servicio completo, cuidando hasta el más mínimo detalle.

Así que nunca recomendamos llevar tu moto a un taller mecánico general, en el que se atiendan todo tipo de vehículos, ya que las necesidades de un coche, un camión o una motocicleta son radicalmente distintas.

2 tipos de taller de motos que debes conocer

Dicho esto, también hay que reconocer que no todos los talleres de motos son iguales. ¿Cómo saber cuál es el que necesitas? Aquí te contamos las claves para diferenciarlos.

Clasificación del taller de motos

En esencia, hay dos clases de taller de motos:

  • Especializados en mantenimiento y reparación de averías del motor, embragues, lubricantes… (líquido de freno, carburantes, y demás).
  • Especializados en mantenimiento y reparación de la parte visible de la moto: carenado, pintura, llantas, baúl…

Este último es el servicio estrella de Fast Design. Dicho con otras palabras, no solo nos encargamos de dejar la moto igual que la compraste, sino que también llevamos a cabo transformaciones personalizadas para aquellos que desean tener una moto única.

Además, esta especialidad nos ha llevado a ser un colaborador habitual de motos de competición. Un campo en el que la exigencia es máxima.

Como dijo el economista estadounidense Murray Rothbard, “La especialización permite que cada hombre desarrolle su mejor habilidad”.

Y eso es, precisamente, lo que sentimos en Fast Design. Al tratar tantos proyectos relacionados con la pintura de motos y la reparación de carenados, nuestra experiencia ha aumentado y podemos ofrecer un servicio de alta calidad.

Aún así, también atendemos otro tipo de reparaciones necesarias en nuestro taller de motos. Contacta con nosotros para saber más.

Contacto