Una simple búsqueda por internet puede darte acceso a múltiples ideas para pintar el casco de moto de forma casera. No obstante, si quieres un acabado profesional, que quede bien de verdad, necesitas contactar con especialistas en la materia.

¿Por qué? Por dos razones muy simples: porque disponen de maquinaria apropiada para hacerlo, como pistolas de pintura, y porque el personal está entrenado para llevar a cabo el trabajo. La experiencia y nuestros clientes satisfechos son el aval de Fast Design.

Aún así, en este artículo te contamos los pasos que llevamos a cabo para asegurar un casco de moto personalizado a tu gusto.

Ideas para pintar el casco de moto

Guía para pintar el casco de moto de forma profesional

Antes de nada, es necesario desmontar los diferentes componentes del casco, como la visera o los sistemas de acolchado.

Después, es necesario eliminar el barniz mediante el proceso de lijado. Así, logrará verse a la perfección el estado de la superficie. Si en ese punto se detecta la presencia de rascadas o imperfecciones, procedemos a repararlas.

El siguiente paso ya sería el pintado, pero es posible que se deseen combinar diferentes colores en el mismo casco. Por lo tanto, ahora es el momento de enmascarar las zonas que no deseamos manchar con pintura de otro color.

Tras ese paso, ya es el momento de pintar el casco de moto con la ayuda de un aerógrafo, es decir, un sistema de expedir la pintura pulverizada.

Cuando ya está pintada y seca, de nuevo se aplicará el barniz.

Pero como vale más una imagen que mil palabras, aquí hemos recuperado un pequeño vídeo de nuestros archivos disponible en nuestra cuenta de IG:

Además de pintar el casco de moto, una idea para personalizarla es incorporar alguna pegatina con simbología biker. Eso sí, debes tener cuidado de que ninguno de los químicos de la cola hagan frágil el casco.

Para más asesoramiento y ver trabajos profesionales, contacta con Fast Design.

Contacto